Cotizalia.com habla sobre el BBVA Propiedad FII y Agencia Astorga

Agencia Astorga recibe una mención en Cotizalia, líder en información económica de mercados y bolsa.

BBVA ha culminado con la creación de su propia sociedad de inversión inmobiliaria el proceso que inició la primavera pasada tras abrir un periodo de liquidez para que pudieran salir los partícipes de su fondo inmobiliario. Tras reembolsar el total del capital, la entidad ha procedido a transformar su fondo en una sociedad de inversión bajo el modelo REIT, que a partir de ahora gestionará los 1.300 millones de euros que tiene.

Así consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con fecha del pasado viernes por el que el regulador autoriza la transformación de BBVA Propiedad FII en una sociedad de inversión inmobiliaria. Además, según informó Funds People, ha sido la Agencia Astorga la encargada de la venta de los 13 inmuebles que tiene el fondo en la urbanización madrileña de La Moraleja.

Los REITs (Real Estate Investment Trusts) son fondos inmobiliarios, muy extendidos en Estados Unidos, que invierten principalmente en alquiler y destinan casi toda la rentabilidad obtenida a pagar dividendos a los partícipes, lo que les hace beneficiarios en muchos países de una exención en el Impuesto de Sociedades para evitar la doble imposición.

De esta manera, el banco que preside Francisco González mete en balance estos activos que mientras estaban en un fondo en manos de partícipes diferentes de la entidad no constaban en las cuentas de BBVA.

Según han confirmado fuentes del banco a Cotizalia.com, la participación del fondo se realiza a través de Anida y Anida, consolidada en el banco. Por lo tanto, aseguran esas mismas fuentes, «con esta transformación no va a existir ningún tipo de incremento de perímetro».

Hace un año, la CNMV autorizaba la escisión del fondo BBVA Propiedad, lo que implicaba una segregación parcial de su patrimonio sin extinción del producto, traspasando en bloque el patrimonio segregado al fondo de inversión mobiliaria de nueva creación, BBVA Ahorro II.

Posteriormente, la entidad abrió una ventana de liquidez para ofrecer a los partícipes una nueva oportunidad de abandonar el producto, que aprovecharon más de 2.500 inversores, después de que el fondo permaneciera cerrado desde 2008.

Tras la ventana, el porcentaje de partícipes quedó reducido a sólo un 0,21%, a los que la entidad les ofreció en julio la posibilidad de continuar ligados a la entidad a través de un nuevo producto o liquidar su participación.