La mejora de la situación sanitaria reactiva la demanda de locales comerciales en las principales vías de Madrid

1 de agosto de 2021

JuditSm

Inversión inmobiliaria

0

El sector del retail empieza a respirar tras el estacazo de la covid19. Y es que la adquisición de locales en las principales arterias españolas se acerca por fin a niveles pre-pandemia.

Las céntricas calles de Madrid no dejan de ser un reflejo de esta incipiente realidad. Pese a que todavía el número de locales comerciales cerrados por culpa de la pandemia es superior al que se van abriendo, lo cierto es que las aceras comienzan a mostrar aires renovados. Si el último trimestre de 2020 ya implicó cierta reactivación tras la finalización del estado de alarma, esta tendencia al alza parece haberse consolidado en la primera mitad de este año.

Los protagonistas han sido establecimientos como el restaurante ‘El Santiamén’, que a finales de 2020 finalizó con Agencia Astorga la gestión del alquiler de un local de hostelería en la Calle Fernández de los ríos, un emplazamiento ideal en pleno barrio de Chamberí así como La Huerta de Aranjuez, una frutería de cosecha propia en el mejor tramo de Bravo Murillo cuyo objetivo es “traer del campo a la puerta de vuestra casa los alimentos más frescos.”. Por su parte, a principios de verano, esta misma agencia completó con éxito la venta de un local comercial a escasos metros de la Glorieta de Quevedo a la zapatería artesanal  ‘Salo Madrid’.

El incremento de la disponibilidad en ejes prime ofrece una situación inédita en los últimos años para las marcas por la posibilidad de encontrar ubicaciones estratégicas con rentas más asequibles o fórmulas de rentas escalonadas y también la predisposición de los propietarios de ser más flexibles en la negociación de los términos de sus respectivos contratos. Ese menor precio es el motivo por el que inmuebles que permanecían cerrados tiempo atrás, hayan sido ocupados hace relativamente poco y es que la pandemia ha ayudado a los empresarios a encontrar locales disponibles y más baratos que los que había previamente. Un buen ejemplo de ello es la compañía Inditex, que acaba de anunciar que abrirá un Zara en la calle Gran Vía, 84, concretamente, uno de los más grandes del mundo.

Parece confirmarse entonces que un buen local en una buena calle aguanta las peores tormentas.  Y si no que se lo digan a ‘Tiendas Codo’, la firma madrileña de bisutería artesanal, que lejos de echar el cierre a las tiendas que ya tiene esta empresa familiar en la Calle Mayor, Calle Arenal, Calle Cuchilleros y Calle del Codo (todas en el centro histórico de la capital) sumó en el pasado mes de Julio, una nueva tienda de la mano de Agencia Astorga en la Calle Gran Vía 59.

Aunque es pronto para decir que estamos fuera de peligro, la tendencia alcista de la demanda es esperanzadora y Agencia Astorga prevé una cierta recuperación de los precios para finales de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *